Poemas de texto 4

 

DURANTE UN TIEMPO INMORTAL

 

De la muerte

sólo nos puede salvar

la certeza de no saber

cuando sucederá.

 

De la muerte

sólo nos salva

la certeza de no saber

cuándo te alcanza.

 

DIAGNÓSTICO PARA VIVOS

 

Padecemos una enfermedad más severa que el dolor y el sufrimiento,

más desconsolada que la indiferencia

-a veces la peor: ante los propios sentimientos-.

 

Una imposible resignación,

un insoportable suplicio

que ni deja resquicio a la impaciencia de morir

o, al menos, al olvido.

 

 

Es el miedo,

sin el cual no es realizable vivir

sin haber vivido.

 

DESAFÍO

 

Sí, ya sé,
la voz grave del Barquero
por eterna no ha de mentir
si ha sido escuchada,
pero franqueas la memoria
como un hilillo de luz
entre una puerta mal cerrada.

 

 

ALMA DE TODOS

Tan desolado y vacío

el corazón tenía
que el mundo entero
dentro de él cabía.  

 

AFONÍA

Ha visto

dormir sueños evadidos

a quienes ya carecen

de recuerdos

y hasta de un lugar

donde guardarlos.

 

Brazos incapaces

de proyectar su propia sombra

y manos extendidas

que se estrechan y se quiebran.

 

El poeta se va

con las palabras gachas.

 

ADIÓS

Inconmovible tu semblante

abroga las mañanas y las noches,

proscribe las miradas,

reniega hasta el cariño

para que no pueda

ser revocado el silencio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s